Aprende con Carmen
Learn with Carmen

LA VIDA ES UN CARNAVAL

Ahora que se acerca el carnaval quiero contaros un poquito de esta celebración popular y de lo que significa para nosotros.

La etimología y origen de la palabra carnaval nos indica que proviene del latín ‘carnem levare’ cuyo significado es carnem (carne) y levare (quitar): quitar la carne, ya que antiguamente no se comía carne en los siguientes 40 días de la Cuaresma cristiana antes de la Pascua. Por lo tanto, el motivo principal del carnaval es despedirse de “la carne” y  de llevar una vida “loca” para empezar con la Cuaresma. El carnaval es un día antes del miércoles de ceniza, fecha en la que empieza la Cuaresma.

Es una fiesta pagana, es decir no religiosa y la gente se disfraza, se pinta la cara para pasarlo bien.

Dicen que el pueblo sumerio ya realizaba este tipo de festejos hace 5.000 años, pero tal y como lo conocemos hoy en día, el carnaval es una continuidad de las Saturnales romanas. Esta fiesta romana se celebraba en honor al dios Saturno.

Los lugares donde más se celebra el carnaval es en Río de Janeiro en Brasil, en Venecia (Italia) o en Nueva Orleans en los Estados Unidos.

  • ¿Cuándo es el carnaval este año 2019?

Primero debemos saber cuándo se celebra la Semana Santa, y esto no es sencillo. Todo depende del calendario lunar. El domingo de Resurrección es el primer domingo después de la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Este año (2019) la luna llena es el 21 de marzo, entonces el Domingo de Resurrección o de Pascua será el domingo siguiente a la próxima luna llena. La siguiente luna llena será el 19 de abril, por lo tanto el domingo día 21 de abril es Domingo de Resurrección. Si contamos hacia atrás desde el Domingo de Ramos 40 días de la Cuaresma tenemos que el 6 de marzo es miércoles de Ceniza que es el primer día de la Cuaresma. El día antes se celebra el CARNAVAL, para despedirse de la buena vida…

Yo muchas veces me he disfrazado en carnaval. Es una fiesta muy divertida, especialmente cuando la gente a la que tú conoces no te reconoce y pasas un buen rato vacilándolos.