Aprende con Carmen
Learn with Carmen

ESTAR ENTRE PINTO Y VALDEMORO

Hace un tiempo una estudiante me dijo que había hecho varias pruebas con profesores de español y que no sabía a cuál elegir porque estaba entre Pinto y Valdemoro.

Este dicho tiene dos significados:

  1. Lo dice el que duda entre dos cosas u opiniones, o adopta una actitud intermedia que no es ni lo uno ni lo otro.
  2. Se dice del que está medio borracho.

ORIGEN DEL DICHO (1):

El dicho tiene su origen en dos pueblos del sur de Madrid llamados Pinto y Valdemoro. Antiguamente, ambas poblaciones estaban separadas solamente por un pequeño arroyo que podía ser cruzado de un salto, e incluso era tan estrecho que se podía poner un pie en cada orilla. Si se saltaba el arroyo, se estaba en Pinto, si se volvía a saltar, se estaba en Valdemoro; si se ponía un pie en cada orilla se estaba entre “Pinto y Valdemoro”, o sea ni en un sitio ni en el otro.

Según una de las explicaciones de la tradición popular el dicho nació cuando un borracho que vivía en pinto y cruzaba a Valdemoro para beber (antiguamente en la zona había muchos viñedos y buena producción de vinos) empezó a saltar el regato de un lado al otro mientras decía “Ahora estoy en Pinto, ahora en Valdemoro, ahora en Pinto…”, hasta que terminó cayendo en el arroyo. Un amigo que le acompañaba y que no estaba tan borracho como él, le preguntó: “¿Y ahora dónde estás?”, a lo que respondió el borracho: “Ahora estoy entre Pinto y Valdemoro”.

ORIGEN DEL DICHO (2):

Otra explicación nos cuenta que los reyes tenían la costumbre de ir a cazar a los montes de ambos pueblos Pinto y Valdemoro. En una ocasión los vecinos se pelearon por cuál de los dos pueblos era el preferido por el rey para su estancia. El rey terminó con la discusión ordenando que le montaran la mesa en el límite de los dos pueblos, y que asistieran a la comida los vecinos de ambos. Satisfecho el rey con la solución, debió beber un poco más de la cuenta porque su primer ministro le dijo discretamente “Con el debido respeto, parece que Vuestra Majestad se va poniendo entre Pinto y Valdemoro”. De esta historia se deduce que trascendió el dicho popular “Está medio borracho, entre Pinto y Valdemoro”.

 

*Esta entrada se la dedico a Lynda Greaves.