Aprende con Carmen
Learn with Carmen

La Tomatina

Si quieres aprender español, tienes que conocer esta fiesta: Un día como hoy de un año normal más de 40.000 personas y más de 100.000 kilos de tomates inundan la plaza del pueblo de Buñol (Valencia). Cada año, el último miércoles de agosto, miles de personas van allí para formar parte de la Tomatina, una tradición de hace 65 años.

A las 11 de la mañana todo el mundo grita “¡ Tomate, tomate, tomate…!” y un cohete explota en el aire. Esta es la señal de la fiesta más divertida del verano. Los camiones empiezan la procesión repartiendo tomates entre la multitud. La gente los coge, aplasta, machaca y lanza contra el contrincante más cercano. Todo se tiñe de rojo. Otro cohete anuncia el final una hora más tarde, a las 12. Todo se ha acabado, pero allí las personas siguen tirándose tomates. ¡Es una locura!

100.000 toneladas de tomates cuestan más de 28.000 €, aunque el total de los gastos de la celebración es de 90.000 €. El alcalde de la población dice que lo importante es que esta fiesta es un beneficio para la población y hay una gran cantidad de ingresos a los hoteles y los comercios.

¿Cuál es el origen de esta fiesta?

Todo comenzó el último miércoles de agosto de 1944. Se celebraba un desfile de Gigantes y Cabezudos en la plaza de Buñol cuando un grupo de jóvenes comenzaron a empujar a la comitiva de músicos, gigantes…. Empezó así una pelea. Uno de los participantes, en un momento de máxima adrenalina cogió unos tomates que había en un puesto de verduras y los utilizó para tirarlos contra otros. Después todos fueron a por tomates para tirarse tomates en cabezas, piernas, espaldas… Los responsables tuvieron que pagar los desperfectos.

Al año siguiente, los jóvenes llevaron tomates de su casa y empezaron otra vez una guerra. La policía fue a poner fin a la lucha. Así año tras año, hasta conseguir instaurar una tradición que hoy en día es la fiesta más divertida del verano español.

REGLAS:

  • No metas botellas ni objetos duros; puedes producir accidentes y daños a tus compañeros de batalla.
  • No rompas ni lances camisetas.
  • Aplasta los tomates antes de lanzarlos; el golpe será menos fuerte.
  • Mantén una distancia prudencial con los camiones.
  • Deja de lanzar tomates cuando oigas el disparo del segundo cohete.

CONSEJOS

  • Elige zapatillas cerradas, que no sean tus favoritas y con cordones. No uses chanclas, las puedes perder.
  • Lleva ropa vieja o que no vuelvas a usar más; lo más probable es que acabe rota.
  • Las gafas de bucear pueden venirte muy bien. El ácido del tomate pica mucho en los ojos, pero limpia la piel.
  • Si quieres hacer fotos, utiliza una cámara resistente al agua.
  • No te subas a rejas, ventanas, pilares, etc. para ver mejor: serás el blanco de todos los tomatazos.
  • Si eres de fuera y tienes que hacer noche, no olvides buscar alojamiento con antelación.

Si un día vas a la Tomatina no te pierdas el PALO JABÓN o palo enjabonado: un poste untado en jabón y del que cuelga un jamón. La persona que llega arriba se lleva el jamón a su casa.

Este año no se celebrará la Tomatina por culpa de la COVID-19, pero todos esperamos con ganas celebrarla el año próximo, con más alegría y muchos más tomates.

es