Aprende con Carmen
Learn with Carmen

Los arabismos, influencia del árabe en el español

Los arabismos son palabras del español cuyo origen es la lengua árabe. Está claro que en los siete siglos que estuvo en España el pueblo árabe dejó una gran cantidad de léxico.

UN POCO DE HISTORIA: En el año 711, llegaron grupos de Oriente y del Norte de África (árabes, sirios y bereberes), de religión musulmana, al mando de Tarik y derrotaron al rey visigodo Don Rodrigo en la batalla de Guadalete. Empezó el dominio árabe en la Península Ibérica durante ocho siglos.

La conquista fue rápida; en menos de ocho años conquistaron toda Hispania excepto una pequeña franja en el Norte de la Península. Allí  los núcleos de resistencia dieron lugar a los reinos cristianos peninsulares, que fueron recortando progresivamente el espacio musulmán.

España se islamizó, su nombre fue Al-Andalus, adoptó en gran parte las costumbres, la cultura y la lengua del invasor y esa influencia fue muy importante  en su evolución histórica.

En 1492 terminó el dominio musulmán.

Ejemplos de la influencia de la lengua árabe en el español:

  • La anteposición del artículo al– a numerosos sustantivos.
  • El árabe nos ha dejado el sufijo –í, para formar gentilicios (ceutí, marroquí, yemení…) u otros sustantivos o adjetivos (jabalí, maravedí, muladí, baladí…).
  • En el campo de las preposiciones, de origen árabe es hasta.
  • Con respecto a los indefinidos, la voces fulano y mengano son también de procedencia árabe.
  • Las interjecciones hala, ojalá y guay.
  • Son arabismos las palabras que empiezan por guad-, que en árabe significa río, y por tanto, muy presente en los topónimos: Guadalajara, Guadalquivir, Guadalete, Guadalimar, Guadarrama, Guadiana…

En la Edad Media, la civilización musulmana con respecto a la cristiana, tenía algunos adelantos en varias disciplinas y esto hizo que algunas técnicas, objetos y situaciones que no eran conocidas por los cristianos se asimilaran directamente, sin necesidad de crear una nueva palabra. Prueba de esto es que la mayoría de los arabismos se relacionan con técnicas u oficios (la cocina, la jardinería, agricultura, el comercio y las manufacturas, la guerra), o bien con disciplinas científicas (en la matemática, la astronomía o la medicina).

Hay unos 4.000 arabismos en español, un 8 % del vocabulario total, algunos de uso muy frecuente como por ejemplo: aceituna, azúcar, arroba, ajedrez, albahaca, albañil, alcázar, alcachofa, alcohol, amapola, arroz, azahar, guitarra, naranja, ojalá, bellota, algodón, tambor, hachís, arsenal, escabeche, azulejo, falda, imán, limón, algoritmo, zanahoria, islam, noria…

Puedes ver esta infografía para que no olvides lo que es un arabismo:

Arabismos

Si quieres saber más visita mi página de Facebook.