Aprende con Carmen
Learn with Carmen

SUBÍRSELE (a alguien) LOS HUMOS A LA CABEZA

Esta expresión significa volverse soberbio, arrogante, creer que eres mejor que los demás por haber conseguido un éxito.

El origen viene de la época romana, donde existía la costumbre de venerar los bustos de los antepasados y se les encendían velas. El busto que estaba más manchado de humo era señal de ser el más venerado.

El sujeto es “los humos”, así que el verbo siempre tiene que estar en 3ª persona del plural.

Ejemplos:

  • Desde que Pedro ganó el Óscar de Hollywood se le han subido los humos a la cabeza y no quiere cogerme el teléfono. Cree que es el rey del mundo.
  • -A María se le han subido los humos a la cabeza.  -Claro, como se ha casado con un ricachón... (hombre rico, despectivo)